Blanquear ropa eficazmente con Dr. Beckmann

Ropa blanca con Dr. Beckmann

Las prendas blancas adquieren un color grisáceo y amarillento con el tiempo, por lo que pierden su luminosidad. Esto se debe a los lavados frecuentes a bajas temperaturas o a los depósitos de cal presentes en la colada. Del mismo modo, las prendas que se dejan almacenadas durante mucho tiempo adquieren también un tono amarillento de aspecto antiestético.

Los productos especiales de Dr. Beckmann proporcionan una ayuda rápida para combatir este agrisamiento o amarilleo. Así, la ropa blanca conseguirá de nuevo un blanco resplandeciente y su prenda favorita recuperará su blanco original. 
 

Consejos de Dr. Beckmann para los productos blanqueadores

No todos los detergentes son iguales. Lo mejor es que compre tres detergentes distintos: Un detergente de color para las prendas de color, un detergente de gran potencia, a ser posible en polvo, para la ropa blanca y un detergente para lana y seda. Los detergentes de gran potencia contienen, entre otros, blanqueadores ópticos que ayudan a mantener el blanco de la ropa durante más tiempo. No obstante, con frecuencia estos blanqueadores ópticos incluidos en los detergentes de gran potencia no resultan suficientes para conseguir un poder blanqueador total. Por eso se recomienda el uso adicional de un producto blanqueador.

Por otro lado, una clasificación precisa de la ropa antes de lavarla ayuda a proteger los colores de las prendas. Así pues, separe la ropa blanca de las prendas de color antes de proceder al lavado. Además, puede clasificar las prendas de color por colores claros y colores oscuros.

La ropa interior y la ropa delicada soportan solo programas de lavado en frío o como máximo a 30 °C. El Aditivo para Cortinas de Dr. Beckmann ejerce toda su eficacia incluso a 30 °C. Con una aplicación regular, su ropa blanca mantendrá su brillo y resplandor.