5 consejos para unas Navidades libres de estrés

06.12.2018  |  Temas de actualidad

¿Encuentras el periodo navideño más estresante que tranquilo? Con todas las compras de regalos, los viajes, las comilonas y las fiestas de la empresa, es natural que tu cabeza explote y se produzcan pequeños percances…  Es en momentos como estos donde incluso los más organizados pueden entrar en pánico. Es por ello que hemos preparado los siguientes consejos para que puedas sobrevivir a estas fiestas. La clave, ¡ser un pelín precavido!

1. Carreras bajo control

Estas fiestas son la mejor ocasión para lucir tu mejor vestido y enfundarte unas buenas medias. Te sientes sexi y espléndida, pero… ¡horror! Aparece una carrera en tus medias que a lo largo de la noche se hace cada vez más grande… Consejo: Deja tus medias en el congelador durante la noche de antes. Esto fortalece las fibras y las hace mucho más resistentes. Además, recuerda siempre llevar esmalte de uñas o laca transparente en tu bolso. Ambos evitarán que la carrera se haga más grande.

2. Brindis y tragedia

Estás tomando unos vinos con tus compañeros de trabajo, brindáis por las fiestas y ¡bum! En poco tiempo, el rioja de tu colega cae accidentalmente en su nueva chaqueta. Qué oportuno, justo cuando no vas a pasar en todo el día por casa. ¿Cómo diablos podrás sacar esas manchas de vino tinto de tu chaqueta? Afortunadamente, ¡llevas un lápiz mágico de Dr. Beckmann encima! Es tan pequeño que puedes llevarlo en el bolsillo interior de tu chaqueta o en tu cartera. Las manchas se eliminan rápidamente gracias a la combinación de tensioactivos y oxígeno activo, para que puedas concentrarte en pasarlo bien… en vez de en hacer desaparecer tu incómoda mancha. ¡Eso sí que merece un nuevo brindis!

3. Amigos invisibles

En medio de todo el estrés navideño, has descuidado totalmente tus compras de regalos, y mañana te reunirás con tu grupo de amigos para haceros el amigo invisible. ¿Qué regalar que no quede impersonal, obligado y que no te quite mucho tiempo? Te proponemos una taza personalizada. Simplemente, compra una taza de barro y escribe una frase o tu cita favorita con un bolígrafo impermeable. Luego, coloca la taza brevemente en un horno caliente para que el color dure más tiempo, ¡y ya está! Agrega un sabroso té o café a tu elección y ahí lo tienes: un regalo individual muy rápido pero muy personal para tu amigo invisible. Este año, ¡tu regalo no pasará desapercibido!

4. Lápiz labial en tu cuello 

En navidades, siempre hay abrazos y besos extras en el ambiente. Entonces, ¿qué haces cuando el pintalabios rojo de tu tía decide terminar en tu blusa? O peor aún: tu pintalabios se frota accidentalmente con el cuello de la camisa blanca favorita de tu suegro... Bueno, para evitar llevar esos contratiempos al Año Nuevo, ¿por qué no utilizar nuestro Mago Quitamanchas Naturaleza y Cosmética? Su eliminador de pigmentos gana a cualquier mancha, sin dejar residuos ni dañar el tejido. De esta manera, causarás una gran impresión en tu suegro, y tu blusa deslumbrará de nuevo en tu próximo evento, ¡sin manchas!

5. Cuando tu botón de pantalón va a la huelga 

Con todos los langostinos, el cordero y el turrón, tu barriga comienza a presionar contra la parte superior de tus pantalones, ¡tanto que el botón se desabrocha continuamente! Entonces, ¿qué vas a hacer ahora? ¿Cómo vas a disfrutar el resto de tu Nochebuena con los pantalones abiertos? Y aguantar la respiración no es una opción a largo plazo. Para este tipo de contratiempos inesperados, vale la pena guardar una goma elástica o para el pelo en el bolso. Simplemente, tira de la goma a través del ojal y gira ambos extremos alrededor del botón. Luego, deja caer la parte superior sobre tus pantalones y relájate.



Comparte con tus amigos