Cómo tener tu ropa blanca sin que se deteriore por uso de la lejía

01.08.2019

¿Te pasa que cuando lavas tu ropa blanca termina deteriorándose por uso de lejía o cloro? Descubre cómo puedes tener tu ropa limpia, blanca y luciendo como nueva gracias a la magia de Dr. Beckmann.

No hay nada más molesto que lavar tu ropa blanca y descubrir que no tiene el mismo brillo y color que al principio. En algunos casos, utilizar lejía, en lugar de hacer que se vea mejor, termina haciendo que la ropa se vea desgastada y de mala calidad.
La verdad es que utilizar lejía o cloro no es algo muy aconsejable, podemos verlo escrito en la mayoría de las etiquetas de prendas de vestir. La lejía blanquea la ropa de una manera áspera, acortando la vida de la tela y dejando un tono amarillento causado por la eliminación de los blanqueadores ópticos.
Por ello, Dr. Beckmann ha desarrollado soluciones cuyo propósito es hacer mucho más fácil y eficiente la tarea de lavar la ropa blanca:

Súper Blanco

El Súper Blanco de Dr. Beckmann funciona manteniendo los blancos como nuevos por más tiempo sin utilizar lejía. Lo cual hace que tu ropa y la de tu familia quede limpia y reluciente, sin manchas de lejía ni decoloración.

Para utilizarlo debes cargar la lavadora con la ropa (con un máximo de 5 kg) y añadir el detergente de la forma habitual. Añadir una bolsita del Súper Blanco en el fondo del tambor. Y, una vez finalizado el ciclo de lavado, sacar la bolsita y vaciar el tambor.

Toallitas blanco-activo

Las Toallitas Blanco-Activo de Dr. Beckmann son otra opción para realzar el brillo de las prendas blancas sin utilizar lejía. Estas toallitas se encargan de eliminar el color grisáceo y amarillento generado con el paso del tiempo debido al lavado frecuente y a los residuos en el agua.
Tienen una sofisticada combinación de abrillantadores ópticos que funcionan como un activador. Por lo tanto, lavado tras lavado, las toallitas realzan el brillo de la ropa blanca, haciendo que tus prendas se vean como nuevas.

Para utilizarlas primero debes llenar el tambor con ropa blanca y agregar el detergente que utilizas habitualmente. Luego colocas una toallita directamente en el interior del tambor y comienzas el programa de lavado deseado.
Una vez que el ciclo de lavado haya terminado, puedes sacar la ropa para secarla y tirar las toallitas usadas en la basura sin ningún problema.

Blanquear ropa interior y lencería

El Blanqueador de ropa interior y lencería de Dr. Beckmann funciona manteniendo el blanco de la ropa interior como nuevo durante mucho más tiempo sin utilizar lejía. La fórmula doble activa del Blanqueador de ropa interior y encajes de Dr. Beckmann combate la decoloración grisácea y amarillenta. En muy poco tiempo, la ropa quedará como nueva.

Ahora que ya conoces el secreto para tener tu ropa blanca sin que se deteriore por el uso de la lejía, te invitamos a que pruebes los productos de Dr. Beckmann y lo compruebes por ti mismo. No sólo las verás mejor sino que también conservarás la calidad de tus prendas blancas por más tiempo.

Comparte con tus amigos