¡Consejos para cuando la ropa huele mal!

25.10.2017  |  Temas de interés

¿Ya te ha pasado? Sacas la ropa recién lavada de la lavadora y entonces lo notas: ¡la ropa huele a moho!

¿Cómo puede ser eso y qué puedo hacer para arreglarlo? ¡Te vamos a dar consejos y trucos útiles!

Hay que dosificar correctamente el detergente:

Básicamente, en cada detergente se indica la dosis correcta. En cualquier caso, lo que hay tener en cuenta además es la dureza del agua (esta información la puedes obtener de tu proveedor de agua local), el grado de suciedad y la capacidad de su lavadora. Sobre todo, las lavadoras de más de 6 kg necesitan algo más de detergente.

Hay que limpiar periódicamente la lavadora:

Los lavados de ropa sucia a 20-40 °C lavan bien la ropa, pero no eliminan realmente los gérmenes y bacterias. Poco a poco, se puede ir formando en el tambor una capa biológica de gérmenes y bacterías que puede producir malos olores. Y estos olores se adhieren rápidamente a los tejidos. Por ello, es recomendable limpiar el interior de la lavadora cada dos meses, por ejemplo, con el Dr. Beckmann Limpia Lavadoras Máxima Frescura para obtener la máxima higiene.

Hay que secar la lavadora:

La humedad residual en la lavadora también puede provocar olores desagradables. Por ello, recomendamos dejarla abierta durante un tiempo después de su uso y de haber sacado la ropa, y extraer también durante un rato el cajetín. De este modo, se puede evaporar la humedad residual y la lavadora no desarrollará malos olores con tanta rapidez.

Saca la ropa rápidamente de la lavadora:

Si se deja la ropa ya lavada demasiado tiempo en el tambor, también se pueden producir olores desagradables por la humedad. La mayoría de las lavadoras disponen ya de una preselección de inicio. Programa la máquina de modo que ésta termine el lavado en el momento exacto en que tenga tiempo de vaciarla y colgar la ropa directamente.      

Comparte con tus amigos